viernes, 7 de abril de 2017

Restos extraterrestres hallados en Nasca (Ica-Perú)

Restos extraterrestres hallados en Nasca (Ica-Perú)
El día Miércoles 5 de Abril el Diario Correo en su edición de Ica, publica una noticia titulada: “Arqueólogos investigan supuesto hallazgo alienígena en Nasca”, donde según consta en el artículo, los arqueólogos del “Ministerio de Incultura” responsables de la investigación señalan que “no existe el lugar concreto del hallazgo, los denunciantes no figuran en el registro nacional de identidad, por lo tanto no existe información fidedigna sobre el tema”. Es decir luego de realizar la investigación, hacer evaluaciones, indagaciones y demás, finalmente concluyen que los denunciantes no tienen identidad por lo tanto todo es falso. Personalmente me parece incongruente una conclusión de ese tipo, luego de todo un trabajo realizado durante varios días, lo que me lleva a cuestionar la veracidad de dicha información.
Pero la historia no comienza con esta publicación del Diario Correo, ya desde hace varias semanas atrás había tenido conocimiento acerca de la ubicación dentro del departamento de Ica, de un lugar arqueológico en donde un “huaquero” (persona que se dedica a extraer objetos arqueológicos de manera clandestina) había hallado extraños restos momificados de lo que parecían ser criaturas de origen extraterrestre, además de otros objetos  no menos controversiales. Se desconocía el sitio exacto, pero habían algunas pistas y datos que aparecían en el camino, que iban reduciendo el área de búsqueda a la zona de la provincia de Nasca, al sur de la región.
A finales del año 2016 empezaron a circular noticias acerca de la existencia de extrañas piezas de lo que parecían ser esqueletos de seres humanoides de origen extraterrestre, los cuales al parecer habían sido hallados en Cusco, y luego se discurrió por allí, que en realidad habían sido hallados en Puno, e incluso se mencionó Tacna. Pero todo apuntaba a que estos singulares seres pertenecían a la sierra sur del Perú, lo cual luego se desmintió, y se dijo que realmente habían sido extraídos de una fosa que se mantenía oculta en el enigmático desierto de Ica, al sur de Lima.
El autor de semejante hallazgo era un huaquero, quien luego de encontrar accidentalmente estas piezas en sarcófagos ubicados dentro de una galería que se encontraba enterrada en el desierto nasqueño, se habría llevado algunas de estas piezas para ser vendidas a compradores que vivían en Puno y Cusco, quienes fueron los que luego salieron en algunos medios de comunicación mostrando al público las misteriosas piezas arqueológicas que tenían en su poder, al mismo tiempo se encargaron de analizar los restos, por ejemplo, realizándoles tomas en Rayos X, y extrayendo algunas muestras para que fueran analizadas en el exterior por medio de investigadores extranjeros que también se interesaron en el asunto.
Como ya mencioné, algunas de estas piezas ya se han ido mostrando a través de diferentes medios nacionales e incluso internacionales, pero desde un primer momento no se dijo que eran oriundas de Nasca, por lo tanto muchos del público que se iba enterando del asunto, no relacionaba a Nasca con estos seres momificados, posteriormente los propietarios de las piezas confirman a Nasca como el lugar de donde habían sido extraídos, y es quizá en este momento (inicios del 2017), en donde el Ministerio de Incultura, a través de su Dirección en Ica toma cartas en el asunto y despliegan una serie de acciones con la finalidad de ubicar el lugar exacto de donde habían sido encontrados estos restos.
Uno de los propietarios de estas controversiales piezas es “Luis Quispe”, a continuación comparto algunas de las tomas fotográficas de su autoría:

Otro de los propietarios es el investigador chalaco radicado en Cusco Dante Ríos, quien aparece en la siguiente toma con uno de los humanoides de pequeña estatura encontrados en Nasca:


Algunos puntos que considero importantes y que le darían validez a estas piezas son los siguientes:
  • La estructura ósea presenta detalles que difícilmente podrían haber sido fabricados con tal nivel de minuciosidad, siendo que, las placas de Rayos X parecen confirmar esta posibilidad.
  • La morfología y fisiología de estos seres de pequeña estatura corresponde con las características de algunos casos de seres similares que han sido avistados en diferentes partes del mundo en épocas recientes.
  • Las características de momificación de los cuerpos son muy parecidas con el de otros restos de personas hallados en tumbas pre-incas, siendo difícil que se pueda fabricar cuerpos momificados con tal precisión.
  • Las manos fosilizadas presentan características que parecen corresponder a las de un ser de considerable estatura, presentando detalles como la presencia de metales que hacen aún más enigmática su procedencia.
  • Los cráneos de Star Child hallados, corresponde con los ejemplares hallados años anteriores en Pisco (Ica-Perú), o en países como México, presentando características óseas muy peculiares que no parecen ser producto de una deformación, sino que se trataría de un estado natural.
  • Los cráneos fosilizados tienen la particularidad de la elongación muy similar a los “cabezas largas” de la Cultura Paracas, un detalle bastante llamativo.

Está por demás decir que a primera vista, y luego de algunos de los análisis que han sido efectuados sobre estas piezas, resultan muchos más que interesantes y bien merecen ser reconocidas como un hallazgo trascendental. Pero creo aun es necesario poderles realizar pruebas biológicas y genéticas por especialistas en la materia, que permitan confirmar al 100% su autenticidad, y esto en definitiva cambiaría por completo no sólo la historia del Perú, sino de todo el mundo, pues nos encontraríamos ante una prueba contundente acerca de la presencia de entidades exóticas en el pasado del hombre.
Por lo tanto, la información ofrecida por el Ministerio de Incultura, más bien podría estar teniendo como fin el encubrir información acerca de este hallazgo, un caso que resulta por demás polémico y que de ser 100% válido estaría definitivamente resquebrajando las bases de la arqueología oficial, la cual insiste y persiste en dejar de lado de su andamiaje académico la posibilidad extraterrestre, lo que en definitiva nos lleva a perder muchos de los eslabones de esa gran cadena que conocemos con el nombre de “historia universal”.
Finalmente, es importante destacar que este descubrimiento se halla dado dentro de la Región Ica, un lugar en cuyos desiertos y cerros aún mantiene ocultos muchos vestigios y riquezas arqueológicas que en definitiva cuando salgan a la luz van a cambiar la historia de la humanidad, y servirá de mucho para que el hombre dé un gran paso hacia una nueva visión cósmica y avance hacia un estadío más elevado en la escala evolutiva del Universo.
Todo apunta a que esta región hace algunos miles de años, era una entrada  hacia este planeta, un lugar que quizá servía de asentamiento de civilizaciones avanzadas, que de alguna manera convivieron con antiguos hombres, las huellas de todo esto se pueden observar con los innumerables sitios arqueológicos, puntos energéticos y lugares enigmáticos con que cuenta la región, es sólo cuestión de tiempo para que esto se confirme de una buena vez, y al parecer cada vez más pruebas van a ir saliendo a la luz.
Alex Sender
astroufoperu@hotmail.com
Facebook: astroufoperu
Celular: 0051-956707322


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal